LO QUE ESCONDEN LAS HOJAS DEL PATIO

El otoño nos trae cada año un juego nuevo, el de amontonar hojas o echarlas al aire. Debajo de ellas, en el patio de Teobaldos, los juegos de suelo se esconden tristes y apagados. Algunas familias del cole no hemos querido esperar a la primavera para que los juegos vuelvan a florecer llenos de intensos colores y, aprovechando que no llueve ni hace frío, brocha en mano, nos hemos lanzado a la meteórica carrera de repintar el patio en una sola mañana.

¡Porque se ha acabado la pintura que si no, igual nos pasamos hasta la obra del edificio de al lado!  Y si os fijáis bien en las fotos, no hay edad para este arte. Ahora nuestros niños pueden volver a jugar a la rayuela, el 3 en raya, el caracol de números, o las formas de colores, y por supuesto, echar una partida de ajedrez, sin opción a equivocarse de casilla. Y esto es una primera fase, aún nos queda alguna idea más para los huecos que quedan.

 

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.