PIPO APRENDE A VOLAR EN INFANTIL

Entre las sesiones de lectoescritura, psicomotricidad, desdobles, lenguaje musical y demás palabras un poco raras, el día a día nos ofrece lecciones de vida que podemos aprender solo si nos subimos al tren que pasa en ese instante. Marian y Asun son de esas maestras que aprovechan estas ocasiones para enseñarnos valores y emociones y en este caso hemos podido contar con un final feliz la historia de Pipo. Resulta que hace unos 10 días nuestras profes encontraron en el patio a un pajarito bebé que se había caído del nido y no sabía volar. Podíamos haber seguido en el tobogán o con el balón pero no, nuestras profes lo recogieron, y con la ayuda de su mamá provisonal, Asun, hemos cuidado a Pipo, que así lo hemos bautizado los niños de 3º de Infantil, alimentándolo, dándole calor, construyéndole una casa-caja donde dormir y bueno, hasta que Pipo ha cogido fuerzas y…con cierta tristeza, lo hemos soltado otra vez en el patio. ¡Y resulta que ha aprendido a volar! Y no solo eso, su papá pájaro ha venido a juntarse con él y ahora son otra vez una familia unida. Marian y Asun, con esta historia de Pipo, nos han contagiado la ternura, la generosidad, la responsabilidad de cuidar de un ser indefenso, las ganas de ayudar a quien lo necesita y por supuesto, a sentirnos muy contentos y orgullosos de reunir a una familia.

Etiquetas: . Guardar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.