ADIVINA ADIVINANZA…

Hoy le ha tocado el turno a uno de los instrumentos quizás menos típicos en una orquesta pero elemento indispensable en la música tradicional. ¿Sabes de quién hablamos? Eso es, el ACORDEÓN. Con todas esas teclas y botones parece imposible organizarse pero hoy los alumnos de acordeón han demostrado en el monográfico que con un poco de maña, lo mismo nos marcamos un vals o un can can, viajamos a México o incluso hasta el Lejano Oriente o nos quedamos por aquí admirando al Pequeño Caracol. O animamos al Cucú Triste.

 

 

Ya estamos en la recta final de nuestros monográficos, ya solo queda VIOLÍN, mañana miércoles y PIANO el martes que viene… Y luego..¡todos a Barañáin!

 

Etiquetado .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.