UNA TARDE MUUUUUY DULCE

Con el taller de cocina de la tarde sabemos que tenemos éxito garantizado…pero hay que sobrevivir a él. Este año nos hemos atrevido a preparar gofres, el famoso postre belga. El comedor del cole se llena hasta los topes, hay que preparar la masa y un montón de niños esperan impacientes.

Pero no pasa nada, todo es armonía, con mucho orden y concierto se van mezclando los ingredientes y cuando toca el turno de cocer la masa, esperamos a que las gofreras que trabajan sin cesar estén libres. Con nata, virutitas de colores y sobre todo con mucho chocolate, una buena ración de dulce merienda será nuestra recompensa.

Mención especial para el elenco de papás y mamás cocineros, pinches y limpiachocolates que se han afanado en trabajar a toda máquina para que este taller haya sido un éxito. Gracias a todos los que lo han organizado, a las familias que han ayudado tanto y a los niños por disfrutar de esta actividad.

Recordad…¡mañana merendola internacional!

Marcar el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.