PRIMERO DE PRIMARIA SE PONE MANOS A LA OBRA EN LA HUERTA ESCOLAR

Aquí hay trabajo de sobra. Poner cañas a las tomateras, atarlas para que no se caigan al suelo… Esto es muy importante porque cuando crezcan los tomates las plantas necesitan un bastón para sujetarse.

Rellenamos la jardinera grande con un poco de tierra, aunque estaba tan mojada que más servía para hacer figuritas de arcilla. El abuelo de un alumno del cole nos explicó qué era cada planta y cómo las podíamos diferenciar.

Aún nos queda trabajo porque no pudimos plantar los pimientos, las berenjenas y los calabacines.

A ver si se seca la tierra y podemos seguir con el trabajo.

Huerto02

Huerto01

Marcar el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.